sábado, 31 de agosto de 2013

PANTEÓN DE MARINOS ILUSTRES







Imagen actual del Panteón de Marinos Ilustres situado en el Paseo Capitán Conforto, al final de la Plaza de las Anclas.

El Panteón de Marinos Ilustres es un edificio de estilo neoclásico, construido en el siglo XVIII, ubicado en la Población Militar de San Carlos.
En principio fue concebido como Iglesia de la Purísima Concepción, las obras comenzaron a finales del siglo XVIII por orden del rey Carlos III, pero por problemas económicos y políticos no fueron terminadas hasta mediados del siglo XX.
Del exterior destaca la sobria y monumental portada de estilo neoclásico que no podemos ver salvo que podamos entrar al Patio de Armas del recinto militar. La Iglesia es de tres naves y cúpula sobre el crucero. En los laterales se sitúan los distintos mausoleos de los marinos.

 Más información sobre la historia y descripción del edificio.



Por motivos económicos, como ya hemos comentado, el edificio no pudo ser terminado en el plazo que estaba previsto dilatándose sus obras hasta mediados del siglo XX.


Antigua fotografía en la que aparecen las fachadas principales de los tres edificios construidos en la Población Militar de San Carlos. Estos están orientados al norte, hacia la Carraca de la que están separados por el caño de Sancti Petri.


Como hemos comentado en las entradas dedicadas a la Escuela Naval y a los Cuarteles de San Carlos, existen muchas fotografías antiguas de la zona por la importancia que tuvo para la ciudad la construcción de esta Población Militar.


Fachada principal del Panteón y  Patio de Armas de la Escuela de Suboficiales.


El Panteón se encontraba flanqueado por dos edificios casi gemelos, el de la Escuela Naval y el edificio del Archivo del Departamento de Cádiz, desaparecido en un incendio en el año 1976.


Vista aérea del Panteón y la Escuela de Suboficiales; podemos ver que el edificio que se encontraba a la derecha del panteón no aparece ya en la foto.

(Imagen de Internet)

Patio de Armas al que dan las fachadas principales del Panteón y la Escuela de Suboficiales. A la derecha de la imagen los Jardines "Hermanos Pinzón".


Paseo Capitán Conforto al que dan las fachadas posteriores de los mismos edificios.


Fachada posterior del Panteón de Marinos Ilustres en la que vemos una puerta de acceso al mismo. 


Lateral izquierdo del edificio mirado desde el Paseo Capitán Conforto, en este lado encontramos otra de las puertas del mismo que queda junto a los jardines.


Fotografía tomada desde el Hospital de San Carlos en la que vemos el mismo  lateral de la imagen anterior del Panteón. En la parte de abajo de esta foto aparece la reja que delimita los terrenos de ambos edificios.


Todas las fachadas del edificio están decoradas con vidrieras circulares que proporcionan luz a su interior.


Lateral del edificio del Panteón en la calle de las Victorias donde tiene otra de sus puertas. En esta misma calle se encuentra la puerta del Museo Naval ubicado en el edificio Carlos III.



Puerta de la fachada posterior orientada al sur.


Detalle de cañón situado a ambos lados de la puerta trasera del edificio.


Cancela situada en el lado izquierdo del Panteón que cierra el paso a los Jardines "Hermanos Pinzón" situados dentro del recinto militar frente al Hospital de San Carlos.


Cancela que cierra la calle de las Victorias situada a la derecha de la fachada posterior del Panteón.


Detalle de vidriera situada en la fachada posterior.


Cúpula situada sobre el crucero de la Iglesia.


Detalle de la cúpula terminada con un pararrayos.


Fotografía tomada con zoom desde el Cementerio de los Ingleses.


Vista de la Plaza de las Anclas situada ante el Panteón.


(Imagen de Internet)
Fachada neoclásica del Panteón de Marinos Ilustres.

Dibujo del Panteón de Marinos Ilustres realizado por Juan Romero.



2 comentarios:

  1. El Panteón es un monumento precioso, que hay que visitar sí ó sí, una maravilla. Felicidades por esta entrada, Leonor, porque es algo digno de ver, y que se lo merece.
    No hay que olvidad que justo al lado se ubica el Museo Naval, que es también una auténtica joya.
    Lo visité hace unos meses con mi pandilla, después de treinta y tantos años, y disfruté con la visita y con el guía, un encanto.
    Animo desde aquí a quien aún no lo conozca, a que no lo demore más, y se empape de arquitectura y de historia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría hacer una visita ahora al Panteón de Marinos Ilustres, ya que hace 42 años estuve ahí prestando el Servicio Militar y tengo muy buenos recuerdos

    ResponderEliminar